Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘El Argar’

La labor de la Asociación Amigos de El Argar empieza a dar sus frutos: el Ministro de Cultura José Guirao visita el yacimiento de El Argar.

Mañana 1 de noviembre se espera la visita del Ministro de Cultura, José Guirao, para concer el patrimonio arqueológico que atesora nuestra tierra y concretamente la cultura de El Argar

Sin duda el trabajo que desde hace tiempo realiza la Asociación Amigos de El Argar empieza a dar sus frutos y parece que los políticos empiezan a darse cuenta de la importancia del yacimiento. Esperemos que la visita del ministro no se quede tan solo en una visita para la fotografía y que esto se traduzca en hechos, es decir, en lo que desde la Asociación Amigos de El Argar venimos pidiendo desde hace tiempo: la puesta en valor del yacimiento de El Argar y la Gerundia.

Se espera al ministro a las 16:00 horas en el Ayuntamiento, a las 17:00 horas visitará el yacimiento de El Argar ya las 18:00 horas el museo Pedro Flores. Invitamos a todos los que lo deseen que se acerquen a dar la bienvenida a nuestro Ministro de Cultura, y también a recordarle que esperamos que, una vez, se recuperen estos importantes yacimientos, para Antas y para toda la comarca del Levante.

 

guirao

Nombramiento del Dr. Hermanfrid Schubart como hijo adoptivo de Antas

El próximo 5 de octubre a las 11:30 se celebra en el Antas, con la colaboración de la Asociación Amigos de El Argar, el nombramiento del Dr. Hermanfrid Schubart como hijo adoptivo por su importante aportación al conocimiento de nuestro pasado arqueológico. El evento se celebra en el Museo Pedro Flores (calle Arrieros n.º 2)

Estarán presentes, junto al alcalde Pedro Ridao, el Dr. Oswaldo Arteaga, Catedrático Emérito de Prehistoria y la Dra. Anna Maria Roos, doctora en Geografría e Historia Antigua.

Hijo adoptivo - Antas

El trabajo del Dr. Hermanfrid Schubart no es solo impotante para Antas sino para toda la comarca y, en general, para el conocimiento de una de las culturas prehistóricas de la península más importantes y con más repercusión a nivel internacional: la Cultura de El Argar. Como siempre, la Asociación de Amigos de El Argar y en su representación el presidente Julian Pérez Flores, han participado activamente para que este homenaje pueda tener lugar. Agradecemos una máxima difusión de este evento.

Daremos algunas notas, muy resumidas, del curriculum del Dr. Hermanfrid Schubart y de su extensa bibliografía:

Nacido en Kassel, en 1939, cursó sus estudios en las universidades de Greifswald y Leipzig, doctorándose en la Universidad de Greiswald en 1955, con una tesis sobre la Edad del Bronce en Mecklenburgo.
Desarrolló su actividad docente en las Universidades de Greiswald y Munich, en Alemania. De 1957 a 1959 fue colaborador del instituto de Prehistoria y Protohistoria de la Deutsche Akademie de Ciencias.
Desde 1981 hasta 1994, fue Director del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid.
Ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por las Universidades de Oporto y Madrid, desarrollando gran parte de sus investigaciones en la Península Ibérica, participando en excavaciones como las de Zambujal (Portugal).

Bibliografía:

Schubart, H.: La Cerámica argárica en la estatigrafía de Fuente Álamo: campañas de 1977-1982. SPAL: Revista de prehistoria y arqueología de la Universidad de Sevilla, nº 13, pags: 35-82.
Schubart, H.: Toscanos y Alarcón, el asentamiento fenicio en la desembocadura de la ría de Vélez: excavaciones de 1967-1984. Cuadernos de arqueología mediterránea, nº 8, 2002, pags: 1-251.
Schubart, H.: El Argar: vorbericht über die Probegrabung 1991: “mit 4 Textabbidingen und Tafel 5-8”. Madrider Mitteilingen, nº 34, 1993. Pags: 13-21.
Schubart, H.: Almizaraque y Zambujal como plazas portuarias de la Edad del Cobre. Verdolay: Revista del Museo Arqueológico de Murcia, nº 2, 1990, pags: 19-25.

invitacion Antas

Hijo adoptivo - Antas

Mujeres e infancias en El Argar

El próximo día 14 de agosto de 2019 a las 20:00 h se celebra en la Iglesia de las Herrerias,  en Cuevas del Almanzora (ALMERÍA) la conferencia “Mujeres e infancias en el Argar”, que será impartida por Margarita Sánchez Romero, Presidenta de la Asociación Española de Investigación en historia de las mujeres y Vicerrectora de igualdad, inclusión y sostenibilidad Universidad de Granada, dentro de las las V jornadas HABLANDO CON SIRET.

Hablando Siret 2019 -

 

 

Hablando Siret 2019 - tit.jpg

Conferencia: Mujeres e infancias en El Argar

La Asociación Amigos de El Argar y el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora organizan para las V jornadas HABLANDO CON SIRET de 2019 la conferencia MUJERES E INFANCIAS EN EL ARGAR que impartirá Margarita Sánchez Romero, Presidenta de la Asociación Española de Investigación en historia de las mujeres y Vicerrectora de igualdad, inclusión y sostenibilidad Universidad de Granada,

Se celebrará el día 14 de agosto de 2019 a las 20:00 h, en la Iglesia de las Herrerias,  en Cuevas del Almanzora (ALMERÍA).

Como viene siendo habitual, la Asociación Amigos de El Argar nos acerca a grandes conocedores sobre la cultura de El Argar, otra ocasión más de aprender más de una de las joyas arqueológicas almerienses.

Hablando Siret 2019 -

Conferencia y visita al yacimiento de El Argar

Queremos dar las gracias a todos los asistentes, tanto a la conferencia como a la visita al yacimiento de El Argar, guiada por Profesor de Prehistoria Gonzalo Aranda y el presidente de la Asociación Amigos de El Argar, Julián Pérez Flores.

La asistencia superó todas nuestras espectativas y esperamos que se tome buena nota de la voluntad popular de poner en valor este importante yacimiento, tan cercano a Antas.

 

IMG-20190707-WA0001

 

Vemos como en Mojácar se realiza la segunda campaña de excavaciones en Mojácar la Vieja, de los que empiezan ya a difundirse los hallazgos más interesantes. El yacimiento de El Argar, por su importancia, no puede quedarse en una mera inversión municipal, precisa de la implicación de las autoridades a más alto nivel, y todo parte del interés de los más interesados: los vecinos de Antas y de todos los pueblos del levante almeriense.

 

IMG-20190707-WA0018

IMG-20190707-WA0017

IMG-20190707-WA0011

 

Este importante yacimiento de la Edad del Bronce, que dio nombre a la cultura de El Argar, es de una importancia equivalente a otros como La Almoloya o La Bastida, que ya han sido puestos en valor y que experimentan cada año un número creciente de visitantes. En nuestro levante de Almería, podría ser la joya de toda una serie de ofertas culturales turísticas de renombre, entre las que ya se encuentra la visita  a la geoda gigante de Pulpí y el museo de Villaricos como los más importantes, pero que pronto esperamos que se aumente con las proyectadas minas visitables en Bédar, las que podrían serlo en Cuevas de Almanzora, y el rico patrimonio medieval que atesora nuestra tierra. Este valor añadido al turismo de playa y sol, puede hacer del levante una de las zonas más atractivas para todo tipo de visitantes.

El éxito de esta convocatoria nos anima a seguir trabajando por la puesta en valor de este yacimiento. Gracias de nuevo a todos.

 

IMG-20190707-WA0012

IMG-20190707-WA0009

IMG-20190707-WA0000

IMG-20190707-WA0008

IMG-20190707-WA0006

IMG-20190707-WA0005

IMG-20190707-WA0010

Adjuntamos un resumen de la conferencia para todos aquellos que no pudieron asistir.

LA CONFERENCIA QUE IMPARTIÓ EL DR. GONZALO ARANDA EN EL MUSEO EDIFICIO PEDRO FLORES DE ANTAS, ALMERIA, EXPUSO LAS PRÁCTICAS DE RESISTENCIA A LA DIVISIÓN SOCIAL. LA CONTINUIDAD Y REUTILIZACIÓN DE MONUMENTOS MEGALÍTICOS EN El ARGAR

Las sociedades argáricas han sido tradicionalmente consideradas como culturalmente monolíticas y uniformes. Desde una perspectiva evolucionista, la aparición en torno al ca. 2200 cal BC de la cultura de El Argar supuso el abrupto final de las sociedades calcolíticas y sus características formas culturales. Efectivamente, el inicio de El Argar dio paso a numerosas innovaciones como la fundación de nuevos poblados en donde se generalizaron las viviendas de planta rectangular, trapezoidal o absidal que se yuxtaponen unas a otras creando un denso caserío. La nueva casa argárica fue concebida el espacio social por antonomasia que incorporaba no solo a los vivos, sino también a los muertos. La aparición de sepulturas individuales en el interior de los poblados, habitualmente bajo los pisos de las viviendas, es otra importante innovación cultural. Además, se produjeron destacados cambios en la forma y propiedades de objetos tan habituales como las vasijas cerámicas o los metales cuya producción experimentó un relevante proceso de intensificación y especialización artesanal.

Este proyecto singular sobre la Cultura Argárica, tiene sus objetivos principales en la investigación arqueológica del poblamiento argárico en el Sudeste de la Península Ibérica, a la luz de los estudios de los yacimientos de esta cultura en todo el amplio territorio referenciado, para la contribución al progreso del conocimiento histórico de las primeras manifestaciones de una civilización -estado.

El Proyecto  debe contribuir a la superación de los paradigmas histórico-culturales que desde los tiempos de Luis Siret y Pedro Flores venían siendo reciclados sin profundizar en el estudio de la “Economía Política” de la sociedad argárica, y sin desarrollar un estudio parangonable con el impacto antrópico de dicha cultura con respecto de la transformación de la naturaleza del Sudeste peninsular durante la Edad del Bronce.

En cuanto a las conclusiones sobre esta Cultura han quedado puestas en evidencia las características urbanas propias de esos poblados y la función de producción de cada una de ellos, así como en particular el yacimiento arqueológico de El Argar, ubicado en  una planicie sobre el río Antas  en el área nuclear del territorio argárico, como estado central. Permitiendo los resultados obtenidos a partir del año 1984 (Schubart y Arteaga, en Homenaje a Luis Siret, Sevilla, 1986) postular por primera vez respecto de la prehistoria de la Península Ibérica la existencia de una “sociedad clasista inicial” (Arteaga, 1992), mostrativa de la aparición del Estado en el Sudeste (Arteaga, 2000).

En referencia al tema de la imagen del territorio en aquellos momentos de esplendor de la Cultura Argárica a través del análisis geoarqueológico de la Depresión litoral de Vera, decir que este tema es parte de una de sus muchas líneas de investigación, que radica en la aplicación de la Geoarqueología como una ciencia interdisciplinar abocada en el estudio de las transformaciones paleoambientales y alteraciones ecológicas ocurridas en las costas atlánticas-mediterráneas de Andalucía durante todo el Holoceno, mostrando ejemplos de líneas litorales fósiles que conformarían pequeñas islotes,  cuando la depresión quedaría totalmente ocupada por una amplia llanura aluvial inundada, trayendo consigo, desde el punto de vista paleogeográfico, la formación de lenguas de agua en las desembocaduras de los tres ríos, Almanzora, Antas y Aguas, y tierra adentro de la comarca litoral, con niveles de marismas, que confirmaría que el núcleo urbano de El Argar tendría salida al mar mediante fondeadero.

El enorme énfasis puesto en el cambio y la innovación que supuso El Argar ha provocado que todos aquellos aspectos culturales relacionados con la continuidad y permanencia de tradiciones calcolíticas hayan sido minusvalorados o considerados como propios de sociedades marginales o en proceso de aculturación. Este es el caso de la aparición de objetos típicos de época argárica como parte de los ajuares de sepulturas megalíticas. Sin embargo, el análisis de la continuidad y reutilización de estos espacios funerarios durante época argárica permite plantear una situación muy diferente.

Lejos de la consideración residual de estos espacios rituales colectivos, el análisis de la documentación disponible muestra que las más importantes necrópolis megalíticas del sureste peninsular fueron objeto de una intensa actividad ritual durante la Edad del Bronce. En ellas se documentaron ajuares funerarios cuyas características formales y tecnológicas son indistinguibles de los que aparecen en las sepulturas argáricas del interior de los poblados. Se trata fundamentalmente de recipientes cerámicos, entre los que destacan formas clásicas como las copas, y objetos metálicos como los puñales de remaches, punzones, brazaletes, cuentas, anillos y pendientes.

Además de la documentación de objetos argáricos, en el año 2012 iniciaron un programa de dataciones radiocarbóncias sobre hueso humano con el objetivo de profundizar en la escala, intensidad y temporalidad de las prácticas de reutilización de sepulturas megalíticas. Para ello, centraron su atención en las necrópolis de Panoría (Darro, Granada), El Barranquete (Níjar, Almería), Las Churuletas, La Atalaya y El Llano de El Jautón (Purchena, Almería). Como resultado se han obtenido 90 nuevas dataciones, lo que supone un considerable avance si tenemos en cuenta que hasta 2012 solo se conocían 10 fechas.

La nueva serie radiocarbónica permite establecer diferentes valoraciones. La actividad funeraria megalítica comenzó entre el 3810–3635 cal BC y los últimos enterramientos se produjeron entre el 425–690 cal AD, aunque la mayor intensidad ritual se concentró durante el tercer y segundo milenio. Sorprende que en la serie radiométrica no existe ninguna interrupción o hiatus en el ca. 2200 cal BC cuando aparecen las sociedades argáricas. Al contrario, las sepulturas megalíticas fueron intensamente utilizadas hasta el final de la Edad del Bronce. La discontinuidad cultural entre las Edades del Cobre y Bronce no parece que tuviera ningún efecto en los tradicionales rituales funerarios megalíticos.

Las dataciones pertenecientes a la Edad del Bronce se concentran muy especialmente en las sepulturas tipo tholoi. Si centramos nuestra atención en la serie radiocarbónica de estas sepulturas destaca la escala y relevancia de las prácticas de reutilización. De las cuarenta y seis fechas disponibles, el 48% pertenece a la Edad de Bronce, una situación imaginable antes de que se llevara a cabo este programa de datación por radiocarbono. Si descendemos al análisis comparativo de las tres sepulturas de la necrópolis de El Barranquete que poseen amplias series radiocarbónicas encontramos igualmente algunas consideraciones relevantes. En primer lugar, las series radiocarbónicas de las sepulturas 8 y 11 presentan muchas similaridades. En ambos casos se distinguen dos fases, la más antigua de la Edad del Cobre concentra la mayoría de los inhumados y en la más reciente todos los enterramientos pertenecen a la Edad del Bronce. Sin embargo, en la serie radiocarbónica de la sepultura 9  sorprende que solo una datación pertenezca a la Edad del Cobre. Su situación contextual en el corredor, en la capa más superficial de enterramientos permite sospechar que se trata de un enterramiento secundario de restos antropológicos procedentes probablemente de otro sitio. Si este fuera el caso, todas la deposiciones de restos antropológicos se habría realizado durante el Bronce argárico.

Las prácticas de reutilización de sepulturas megalíticas durante la Edad del Bronce evidencian un fenómeno de enorme relevancia que pone en tela de juicio la supuesta uniformidad cultural de las sociedades argáricas. Durante la cultura de El Argar coexistirían dos prácticas rituales y funerarias muy diferentes: una nueva caracterizada por enterramientos individuales en el interior de los poblados con significativas diferencias en sus ajuares funerarios, y otra tradicional consistente en la continuidad y reutilización de monumentos funerarios colectivos. Las primeras se han asociado al surgimiento de las elites sociales argáricas y la construcción de nuevas identidades basadas en el proceso de fragmentación y división social. Por el contrario, las segundas supondrían un claro énfasis en prácticas rituales colectivas relacionadas con el pasado, la memoria y los ancestros.

Estas formas claramente diferenciadas de construcción de las identidades sociales pueden explicarse en términos de resistencia a los procesos de cambio e innovación cultural argárica. La reutilización de tumbas megalíticas podría considerarse como parte de estrategias de resistencia al proceso de diferenciación social argárico. Los intentos de consolidar profundas asimetrías sociales habrían entrado en conflicto con el deseo de mantener formas culturales ancestrales que se oponían a la división social en favor de las identidades colectivas.

 

Julián Pérez Flores

Arquitecto

Presidente de la Asociación Amigos de El Argar

La reutilización de monumentos megalíticos en el Argar

Anunciamos una nueva conferencia organizada por la Asociación de Amigos de El Argar el próximo día 5 de julio en el Edifcio Museo Pedro Flores de Antas, a las 20:30 horas. El Profesor de Prehistoria, Gonzalo Aranda Jiménez: la reutilización de monumentos megalíticos en el Argar; incluida en las IX Jornadas de estudio sobre la  Cultura de El Argar.

Como novedad en las conferencias realizadas por la Asociación Amigos de El Argar, se organizará una visita al yacimiento, de la mano de Gonzalo Aranda y el arqueólogo Domingo Ortiz Soler. Se trata de una oportunidad única de ver el estado actual del yacimiento y comprender el potencial que representa para Antas y para toda la provincia del levante almeriense.

No duden en acercarse todos los que puedan, si a los que realmente nos interesa no nos movemos, no podemos luego esperar que los de fuera luego vengan a ayudarnos. Les esperamos a todos a las 10:30 el 6 de julio de 2019. El punto de salida será la calle Arrieros número 2 de Antas, frente al Edificio Museo Pedro Flores. No es necesario haber asistido a la conferencia el día anterior, quien se la haya perdido también puede acompañarnos.

Os agradeceríamos que nos confirmaran su asistencia a la conferencia y/o visita al mail amigosargar(arroba)gmail.com o por medio del formulario del blog:

https://amigosargar.com/contacto/?contact-form-id=3&contact-form-sent=279&contact-form-hash=93d3627878480cf3fa494868d16ac5a204b0d5bb&_wpnonce=0a6dfa8b07#contact-form-3

Nos ayudará a organizar mejor la visita.

10 JORNADAS ANTAS - Julio 2019 v03

 

Conferencia organizada por la Asociación de Amigos de El Argar.

Dos Logos Juntos.jpg

10 JORNADAS ANTAS - Julio 2019 v03

Baria: un milenio de historia en el Valle del Almanzora

Magistral conferencia del Dr. Jose Luis López Castro la noche del pasado 24 de agosto, incluidas en las IV jornadas “hablando con Siret”, a la que te tuve el honor de asistir, como vocal de la Asociación Amigos de El Argar, pero sobre todo como interesado en estos temas.

 

BARIA FENICIA

 

La Conferencia fue presentada por el concejal delegado de Cultura y Turismo del ayuntamiento de Cuevas, Indalecio Modesto; el presidente de la Asociación Amigos de El Argar, Julián Pérez Flores y el arqueólogo Domingo Ortíz Soler.

 

 

En la presentación del concejal del ayuntamiento de Cuevas se planteó un tema que no deja de ser curioso, y es que parece que sigue habiendo gente que considera al arqueólogo Luis Siret como un “expoliador”. Esto, desde luego, solo se puede decir desde la ignorancia, sobre todo cuando aun hoy en día sus escritos y hallazgos siguen siendo la base de trabajo de los arqueólogos hoy en día.  Siret no solo donó todo lo que encontró al gobierno español (extraño expoliador) sino que todos las libretas con anotaciones de su capataz, Pedro Flores, quien llevó a cabo muchas de la excavaciones, son documentos todavía necesarios hoy en día. En el vídeo podrán comprobar como el Dr. José Luis López Castro lo deja mucho más claro y zanja, a mi parecer, esta cuestión.

La conferencia en sí fue de lo más interesante. He de disculparme por la calidad del vídeo, con continuos pequeños movimientos y ajustes automáticos. Me comprenderán bien si alguna vez han intentado grabar un vídeo con un móvil de una hora y media de duración… a pulso.

La historia fenicia de Baria es la historia de la fundación de la Ciudad hasta su toma por el general Escipión. Lejos de tratarse de una conferencia técnica pensada para otros arqueólogos e historiadores, se trata de una reunión de divulgación general.  Aunque la afluencia de profesionales del tema es algo normal, dada la calidad del conferenciante, la Asociación Amigos de El Argar siempre prepara conferencias dirigidas a gente sin mucha preparación en el tema (como yo mismo) puedan entender perfectamente de que se trata y seguir los argumentos. Lejos de estereotipos de arqueólogos estrictos y que solo dicen cosas incomprensibles para el común de los mortales, la mayor parte de los arqueólogos e historiadores son gente muy normal y deseosa de poder transmitir a la gente sus últimos descubrimientos y, sobre todo, su pasión por los temas que estudian. El Dr. José Luis López Castro es un claro ejemplo de ello.

A parte de esta introducción, todo lo yo pueda decir está de más teniendo la posibilidad, como tienen, de ver el video y dejar que el conferenciante os transporte a esa lejana época de la Baria fenicia. Los fenicios llegaron aquí en la búsqueda del estaño necesario para la fabricación del bronce. El estuario del río Almanzora, en esos entonces ideal como refugio para sus embarcaciones, y la riqueza minera y agrícola de la zona, les impulsó a la creación de la colonia después de una serie de asentamientos más pequeños, que sería la ciudad de Baria. El intercambio entre los fenicios y los habitantes locales, los íberos, fue de lo más fructífero. Los fenicios aportaron nuevos cultivos y técnicas metalúrgicas, como la del hierro, desconocida por los íberos. Baria, convertida en la cabecera de toda la región, dispuso de templos para el culto de sus divinidades fenicias y llegó incluso a acuñar moneda propia. La conquista por los romanos en el 209 antes de Cristo, no supuso el fin de la ciudad ni mucho menos, ésta continuó siendo una importante ciudad romana que todavía daría mucho que hablar.

El interés de estas conferencias es la de dar a conocer el enorme legado histórico y arqueológico del levante almeriense. Baria, junto a los yacimientos argáricos de Antas, pueden y deben ser los referentes arqueológicos del levante almeriense, que vertebraría sin duda una oferta mucho más amplia gracias todos los yacimientos y puntos de interés de toda la comarca (no hay que olvidar proyectos como las excavaciones en Mojácar la Vieja, por ejemplo), muchos de ellos olvidados, muy deteriorados o incluso destruidos de forma irreparable por parte del urbanismo y las roturaciones agrícolas.

Muchas otras zonas desearían disponer de yacimientos de tal relevancia nacional e incluso internacional como las que aquí tenemos, podrían convertirse en motores del turismo cultural y de calidad que tanta falta nos hace. No podemos depender únicamente de fiestas, festivales y playa, somos mucho más que eso.

Por otro lado, la Confederación de pueblos argáricos que coordina la asociación Amigos de El Argar avanza, con la incorporación de los ayuntamientos de Puerto Lumbreras y el de Galera. Lejos de cualquier nacionalismo que, desgraciadamente, tanto abunda hoy en día, la Confederación de pueblos argáricos solo busca la unión para la colaboración en la preservación del importante legado arqueológico que se atesora en diversas provincias.

                                                                                                                              30/08/2018

                                                                                                                                 Juan Antonio Soler

 

Las Herrerías: conferencia”Baria fenicia: un milenio de historia en la Cuenca del Almanzora”.

Volvemos a presentar hoy una de esas conferencias que no se pueden perder, inlcuidas en las IV Jornadas “Hablando con Siret”. Esta vez será impartida por el catedrático de Historia Antigua en la Universidad de Almería, el Dr. José Luis López Castro, académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Se celebrará el viernes 24 de agosto de 2018, a las 21:30 horas, en Las Herrerías (Cuevas)

Como viene siendo habitual, colabora la Asociación Amigos de El Argar (AAA), y ya son tres años de los cuatro que se han realizado estas jornadas que han sido organizadas por la AAA, siempre aportando conferenciantes de excepción. Coordinan la conferencia el presidente de la AAA, el arquitecto Julián Pérez Flores, biznieto de Pedro Flores, capataz de Siret que excavó las sepulturas de Baria en 1842, y el arqueólogo Domingo Ortíz Soler.

Como en otras ocasiones, se trata de una excelente oportunidad de conocer un poco más de esta asombrosa tierra y su increíble historia, en especial el poco conocido fenicio de esta antigua ciudad, de la mano de los que mejor la conocen.

 

BARIA FENICIA

“El desierto reverdecerá: Vera y su tierra entre el imperio romano y el califato de Córdoba”

Pasamos a ofrecer un amplio resumen de la conferencia realizada el 20 de julio de 2018 en en el convento de la de Victoria de Vera (Almería), por la arqueóloga Dª Montserrat Menasanch de Tobaruela.

De entrada, incluimos la presentación del presidente de la Asociación Amigos de El Argar, Julian Pérez Flores:

Viernes, 20 de julio de 2018

Me complace presentarles a: Dª Montserrat Menasanch de Tobaruela, ponente de la historia de Vera.

Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid y máster en Prehistoria por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido presidenta de Área, Sociedad Cooperativa Arqueológica y colaboradora de la Soprintendenza Archeologica di Ostia y la Soprintendeza Archeologica di Roma, en Italia. Ha codirigido las excavaciones e Cerro de Montroy y diversas campañas de prospección arqueológica en la depresión de Vera, y ha participado en los proyectos de análisis socio-natural Archaeomedes y Aguas, dirigidos por la Universidad Autónoma de Barcelona y financiados por la Unión Europea, así como en proyectos expositivos y de museolización en yacimientos y museos de Almería, Murcia, Mallorca y Barcelona.

Su investigación se ha centrado en el estudio del poblamiento tardoantiguo y altomedieval en el sudeste peninsular. Es autora del libro “Secuencias de cambio social en una región mediterránea: Análisis arqueológico de la depresión de Vera entre los siglos V y XI”. Actualmente colabora con la Universidad Autónoma de Barcelona. El título de la conferencia de hoy es:

“El desierto reverdecerá: Vera y su tierra entre el imperio romano y el califato de Córdoba”

 La arqueología trata de restituir saberes dormidos o celosamente guardados en la memoria, y es la única ciencia que nos sirve para estudiar la naturaleza y el desarrollo de los grupos sociales que han desaparecido sin dejar rastro. La arqueología investiga las sociedades a través de sus restos materiales, ya sean casas, huesos, herramientas o desperdicios.

Aspira a explicar cómo los grupos humanos organizaron sus vidas pese que nuestra memoria no quede ni el más mínimo recuerdo de ellos. La posibilidad de resucitarlos a una nueva vida social, de descubrir todo aquello que nos une y el abismo que nos separa. Pretende contribuir a fomentar el interés y la pasión por la arqueología y por el conocimiento del pasado, en definitiva, son nuestros orígenes en estas tierras a la que tanto estimamos. Para ello es necesario que los restos “hablen” y para conseguirlo solo hace falta que el público los interrogue.

La historia de las sociedades es también la historia de su entorno, ya que este es producto de la interacción entre los seres humanos y el medio ambiente. Las condiciones naturales, las estrategias de producción y la gestión de los recursos se entrecruzan y determinan la sostenibilidad de los sistemas socio-naturales. 

En entornos extremos, como el de la depresión de Vera, la opción por determinadas estrategias y formas de gestión es aún más decisiva. Esto explica que, desde los inicios de su poblamiento, la zona haya pasado por varias fases de agotamiento. Sin embargo, también ha habido otras de regeneración. Los estudios arqueológicos y medioambientales han mostrado que los periodos Tardo- antiguo y Andalusí fueron dos de ellas. A partir del siglo IX, Vera ocupó un lugar destacado en este renacimiento como capital regional.

El objeto de estas jornadas es dar a conocer la importancia de nuestros yacimientos de la Cuenca de Vera, la puesta en valor de los mismos y su difusión.

En Villaricos (Baria) las excavaciones de la necrópolis la iniciaron Luis Siret y Pedro Flores, comenzó el 10 de enero de 1890 y la última fecha que da Pedro Flores en sus diarios de campo fue el 12 de junio de 1914. El total de sepulturas excavadas es de 1842 unds., con un total de 9460 piezas, aunque solo se han localizado 5781 (de ellos 370 son restos óseos). En torno al 90% del material existente se localiza en el MAN. El resto en Museos de Almería y Barcelona. Pedro Flores recogió en 51 cuadernos de campo lo que excavó, los cuadernos se encuentran en el MAN.

Cerro Montroy acogió una parte de la población antigua de la ciudad romana de Baria su ocupación tardo antigua que se prolongó de la primera mitad del siglo V a la segunda mitad del siglo VII o el siglo VIII, a final de este siglo albergo una ocupación muy reducida que no tuvo continuidad en fases posteriores. Las excavaciones antiguas y modernas descubrieron una muralla con torre rectangular en el punto más alto y una serie de estructuras arquitectónicas. Se encontró abundante material cerámico de importancia y ánforas norteafricanas y del mediterráneo oriental, es otro rasgo que distingue Cerro Montroy de otros asentamientos menores.

H.Shubart suele decir, que costas y fronteras nunca son barreras impermeables, sino que en todos los tiempos se han realizado a través de ellas intercambios que unen a los pueblos y contribuyen a la configuración de sus culturas: y si ustedes participan conmigo del entendimiento que ese fenómeno sigue siendo en nuestros días un factor positivo me sentiré plenamente satisfecho.

Agradecemos una vez más,  la presencia de la doctora-arqueóloga Montserrat Menasanch, gran conocedora de nuestro territorio de la Cuenca de Vera.

Podría extenderme durante un buen tiempo explicándoles excelencias de su trayectoria profesional entre los que se encuentran libros, artículos y publicaciones, así como ponencias presentadas a Congresos nacionales e internaciones, pero prefiero cederle este tiempo a la Dra. Montserrat Menasanch para que nos transmita su conocimiento y experiencia en la arqueología.

Por último, me gustaría desde mi posición de Presidente de la Asociación Amigos de El Argar (AAA), decirles que aunque a veces la labor que me ocupa desde hace años de manera altruista y desde el corazón por la herencia genealógica que me une a esta tierra, es conseguir que el rico patrimonio arqueológico del que es depositaria, sea reconocido y tratado con el respeto que se merece.

DSC_0283_

IMG-20180721-WA0000

El alcalde de Vera, Félix Mariano López y la concejala de Cultura, Isabel de Haro, regalaron a Montserrat Menasanch una jarra de cinco picos, característica de la alfarería de Vera. Junto a ellos, el presidente de la Asociación Amigos de  El Argar, Julian Pérez Flores, arquitecto e ingeniero descendiente de Pedro Flores, ayudante de campo de Luis Siret.

 

Pasamos ahora a ofrecer una resumen de lo comentado durante la conferencia, para todos aquellos que no tuvieron la oportunidad de asistir a ella:

 

La depresión de Vera es una cuenca tectónica de 320 Km2 situada al noreste de la provincia de Almería. Se trata de una de las regiones más áridas de Europa, con unas precipitaciones que apenas alcanzan los 200 mm anuales y temperaturas medias de entre 16 y 23 grados centígrados. Aparte de alguna frecuentación esporádica en el Paleolítico superior, los primeros grupos humanos que se establecieron en ella fueron pequeñas comunidades neolíticas agricultoras y ganaderas. De eso hace unos 8.000 años. Desde entonces, sus tierras han estado pobladas ininterrumpidamente hasta la actualidad. Mujeres y hombres talaron sus bosques, roturaron sus campos, pescaron en sus aguas y explotaron sus minas. Extinguieron especies e introdujeron otras nuevas. Construyeron poblados y los abandonaron. Abrieron caminos y comerciaron. Todo ello dejó su huella en el territorio, unas veces agotándolo, otras regenerándolo.

            La época romana marcó un punto álgido en la historia del poblamiento de la zona. El municipio de Baria, en la actual Villaricos (Cuevas del Almanzora), dedicado a la producción de salazones de pescado para la exportación, era la capital de la región, sede de las instituciones políticas, económicas e ideológicas del Imperio. Fuera de la ciudad, unos cuantos latifundios ‒las famosas villas romanas‒ acaparaban las mejores tierras agrícolas y concentraban alrededor de dos tercios de la población. Sus propietarios poseían lujosas residencias adornadas con estucos, mosaicos y mármoles, y en sus campos cultivaban grandes extensiones de cebada en secano. La población de la depresión nunca había sido tan numerosa, ni volvería a serlo hasta la repoblación del siglo XVIII. La expansión de los territorios agrarios y la presión sobre el entorno se llevó al límite de su capacidad.

            Con el desmantelamiento del Imperio romano y el aumento de la aridez reflejado en los modelos climáticos, a principios del siglo V comenzó la “revolución” tardoantigua. Sin instituciones que defendiesen la propiedad, la población se dispersó, y decenas de pequeñas granjas se instalaron en los antiguos dominios de las villas en busca de tierras en las que poder aprovechar el agua de los ríos. Las extensiones de cebada se sustituyeron en buena parte por pequeños campos de trigo. La ciudad se despobló, y en vez de una capital, en el territorio surgieron dos nuevos centros demográficos y económicos: Cerro de Montroy (Villaricos) y Cabezo María (Antas). La ventajas del nuevo sistema fueron una mejor distribución de la riqueza y una menor presión sobre el entorno. Su principal inconveniente residía en la dependencia de sus propios recursos y, en particular, del agua. Por eso, la crisis ecológica de los siglos VII y VIII tuvo efectos devastadores que acabaron con el desplome de la población y el abandono de más del 75% de los asentamientos.

            Sin embargo, en el siglo IX, con la llegada de nueva población, la presencia del Estado emiral representada por la fundación de una nueva capital en Bayra (Vera) y la construcción de una mezquita, la reorganización territorial, el impulso a la minería y la metalurgia del hierro, la introducción de nuevos cultivos y la expansión del regadío, la población de la depresión de Vera volvió a aumentar tras cuatro siglos de descenso. A pesar de todas las vicisitudes políticas, el sistema demostró su eficacia y sostenibilidad, y a lo largo de los siglos X y XI creció y se expandió con la creación de asentamientos como la alquería de Gatas o la fortaleza de Cerro del Inox (Turre).

            La extraordinaria importancia del patrimonio arqueológico de la depresión de Vera (por poner solo un ejemplo, en ella se encuentra el yacimiento de El Argar, que da nombre al primer Estado de Europa occidental) ha atraído a numerosos investigadores. A finales del siglo XIX y principios del XX, Luis Siret y Pedro Flores fueron pioneros en la investigación. En las décadas de 1980 y 1990 se llevaron a cabo numerosos proyectos arqueológicos y paleoecológicos, que siguen formando la base de nuestro conocimiento actual. Desde entonces no se han generado nuevos conocimientos. Por el contrario, en los últimos años su riqueza patrimonial no solo parece olvidada, sino que está siendo objeto de una destrucción a gran escala ante la pasividad de las instituciones. De todas y todos depende proteger nuestra herencia común o permitir que el desierto cultural siga avanzando.

DSC_0285_

IMG-20180721-WA0001

IMG-20180721-WA0004

Vera 2018-13

Diversos momentos de la conferencia.

Finalmente, añadimos el enlace a una noticia publicada en noticiasdealmeri.com, par quien quiera ampliar la noticia:

https://www.noticiasdealmeria.com/el-desierto-reverdecera:-vera-y-su-tierra-entre-el-imperio-romano-y-el-califato-de-cordoba

 

CARTEL Conferencia VERA